jueves, 1 de octubre de 2009

hija de la tormenta



en medio de la llanura, escuchando el viento susurrar, invocando a las nubes y desafiando al cielo, con tu mirada.

hablas, implorando una respuesta.

que fue de aquellas sensaciones, de aquellas palabras. que fue de aquellas lluvia que con tanta fuerza callo?

buscas en el aire alguna noticia de todo aquello que te falta. tú, hija de la tormenta. tú, que la esperas con los brazos abiertos.

oras, cantas una plegaria a esa diosa que es tu madre, y quiera, esperas la respuesta. sabes que llegará.

te das la vuelta y aunque no lo veas, el acantilado está ahí, detrás, el mar.




goldfish, hija de la tormenta, a los que pido deseos, recuerdos y por su puesto, mantas, café y bayleis.


No hay comentarios: