viernes, 1 de enero de 2016

El frío de vitoria, tan quieto, tan callado. 
Que me desnuda,
que me susurra, 
los límites
de mi piel.