jueves, 14 de agosto de 2008



hoy llueve sin ganas, las nubes descargan no por capricho ni por deseo, sino porque alguien o algo les exigio que lo hicieran, tampoco es a desgana, es solo como si estubieran haciendo algo más a parte de llover, como si el hecho de expulsar las gotas de si mismas no fuera más que una acción en segundo plano.

mañana me marcho lejos, lejos de vitoria y cerca de mis padres. dos semanas de reflexión profunda sobre algo que no puedo refelxionar. 

dos semanas de palabras sin sentido y frases a medio terminar por falta de argumentos.

serán, en total 16 horas de coche  y muchas más de paseo maritimo.
habra helados, baños, broncas y alguna que otra risa.

tambien habra llamadas y al menos una vez, una cena despreocupada porque esa noche mi padre estará a buenas.

no faltaran las miradas de mi madre de, haz las cosas bien que tu padre esta a malas así como los gestos, por que negarlo, graciosos, de mi padre indicandome que es mi madre la que está a malas.

tambien cuento con que haya alguna que otra noche en la que me de por soñar con que me encuentro junto a alguien que no existe, y que esa ilusión me exija unos abrazós que yo haré de rogar. 

sé que pasearé (siempre junto a mis padres) hacía un faro, rojo o verde, del que aun no tengo constancia, siempre imaginando que es contigo con quien paseo.

sé que serán quince días felices en los que te  buscaré en cada rostro.

hablo mucho y no digo nada, pero en estos quince días del año, cuando estoy lejos de todo(s) 
soy enteramente tuyo. 


no soy elegante, trato de cuidar mis palabras, no sé vestir ni soy un bellezón. 
pero me gustan las cosas bonitas, las cosas BONITAS y no las que me dicen que lo son.

por eso, a partir de mañana,  un niño de 12 años te esperará en la litera de atras de una carabana que viaja sin rumbo por el norte de francia, siempre en marcha con mi padre al volante.  y siempre con lluvia de verano, pues es un bonito paisaje de espera, el que se ve desde una venta de plastico salpicada de lagriamas de incertidumbre.


tuyo por quince dias, te quiere:Yuki

sábado, 9 de agosto de 2008


donde la luz se vende en botellas de moet sandon y los fuegos artificiales eligen donde ir a morir.
en el descampado donde las estrellas buscan las lentillas que el sol les arranco a cachetazos.
lejos, en la nube donde la luna se acuesta para ver, comoda, el expectaculo de pirotecnia de una guerra recien comenzada.

en un lugar, donde las flores vuelan de escote en escote para ir a parar a los brazos de un viento que, si bien no sabe como tratar bien a una flor, las mece de una ciudad a otra. 

en cada uno de los lugares que pueda imaginarme

en todos y cada uno de ellos

no hay nada.

pero nada es una sensación horrible.
________________________


sí, publicación barata, insustancial e inacabada. 

pero me la pela xD

viernes, 8 de agosto de 2008


Cuando vemos la belleza en un fuego indescifrable

Cuando bailamos al son del crepitar de un hoguera cuyo futuro somos incapaces de intuir.

Cuando, anonadados, nos guiamos por una chispa que, sin haberse ofrecido, hemos convertido en el mesías de una salvación en el infierno.

Cuando nos damos cuenta de que la pólvora explota aunque tú la estés sujetando en la mano.

Cuando empezamos a ser conscientes de que la gasolina se acaba sí o sí.

Cuando nos damos cuenta de que la llama respetó el bosque no porque le gustara, sino porque el viento le decía que no era el momento de acabar con él.

 

Es, cuando el calor y el deseo se juntan.

Es, entonces, cuando todo empieza a arder.

 

Y yo

 

Lo siento

 

Me voy.