domingo, 1 de febrero de 2015

Nadie me sabotea como yo.
Porque dejé de ser bueno.
Dejé de ser amable.
Pero tengo razón.

En la última media noche,
un último deseo.

Quiero mi poder de vuelta.