lunes, 28 de febrero de 2011

monóxido de hierro


Siempre quise ser especial. Yo tenía que ser algo más, pero en todo, en todo, fui siempre mediocre.
me he cansado de todo medio millón de veces. me he prometido que esa era la última vez que perdía otro medio millón.

pero siempre vuelvo a caer. mediocridad.

también quería escribir bien, iluso.

hoy es unos de esos días que cuadran mejor en Octubre.

Mi cuerpo me pide chocolate, manta, menta, helado, café, azucar de vainilla, fuego en la chimenea (que no tengo), jersey de lana, sofá y escarcha en las ventanas.

quiero mirar al cielo y ver nubes bonitas, que llueva mientras brilla el sol y pueda sonreir mientras se me enfría la cara.

yo, hoy, mañana y siempre, quiero ser alguien especial.

suena... tan jodidamente prepotente