lunes, 21 de septiembre de 2009

23:23

tic
el vapor lo inunda todo
tac
escucho los engrajes de tu interior
tic
esos que te hacen funcionar
tac
el latón retumba con cada tañido
tic
y el reloj de tu muñeca no para de latir
tac
atascado en su realidad, en su tiempo; el mio
tic
toca una y otra vez, las 23:23
tac, tac, tac

1 comentario:

Goodpiti dijo...

Hace tiempo que mi reloj se paró en esa hora. Recuerdo que se paró una noche de San Juan. ^^