viernes, 1 de mayo de 2009


amaneció otra vez solo para mí, uno de esos amaneceres privados.

guardé la luz en una botella, con la intención de bebermela otro día, solo, o junto a ella.



esta noche, mientras dormía, te he visto entrar.

he notado como me quitabas la manta y ocupabas su lugar.


también yo lo he sentido, y te he visto marchar.


perdoname, se me ha olvidado decirte adiós, o pedirte que te quedaras.

pero ¿qué importa? sé que nunca me lo dirás, te confesaré que tal vez no esté preparado; que sí, que me da miedo.

aun y todo... lo he hecho otra vez, la ventana se ha quedado abierta una noche más, por si alguien viene, por si vienes. por si esta noche me propones que nos vayamos.


"sigo la estela de su olor, que me susurra: vámonos"

2 comentarios:

Goodpiti dijo...

:).
Y porque los escalofríos no pueden describirse con palabras.

P.I.X.U dijo...

Es un texto muy bonito *_*

A todos alguna vez se nos ha olvidado decir Adios...

^^