jueves, 1 de enero de 2009


escribir sobre un beso que se dió tumbados sobre la cama.
hablar sobre un adios mal dicho.
sobre el abrazo rapido e incomodo de los que se lo tienen que dar, que es que ya no se van a ver más.

el placer de levantarse al lado de un acondicionador-temperatura-humana.
satisfacer las necesidades a base de miradas que ni de lejos, expresan setimientos con nombre.

la falta de palabras, y sobre todo, la carencia de su necesidad.

musica suave, de la que no sabes que está ahí hasta que se va.

notar la falta de juicios, opiniones y ideas.


luz, calor (del tibio).
dorado.

1 comentario:

Guri dijo...

Todo va con demasiadas prisas, y ahi estás tú, para buscar colores en lo que tarda un tren en irse...

porque es que siempre le duele más a quien se queda.. ;P