lunes, 24 de noviembre de 2008

"Y yo que nunca había
estado en una orgía,
quitándome las botas,
me dije: “ésta es la mía”,
y tanto que lo era,
la del tacón de aguja
era Maruja."

dame una canción y cerraré los ojos.

cierrame los ojos, y, ¿quien sabe?

seré feliz.

1 comentario:

Guri dijo...

Te doy la canción de finales de noviembre y, comienzo a sospechar, de domingos imprescindibles.

Te doy un Hallelujah.

"Te ató a la silla de su cocina.
Rompió tu trono, y cortó tu pelo.
Y en tus labios dibujó un aleluya."