jueves, 13 de noviembre de 2008

Presentaciónes.


Él.

entré con él por la puerta de casa y allí estaban mis padres y mi hermana, ansiosos por conocer a mi novio.

mi padre, con la escopeta preparada.
mi madre, con el pollo en el horno (para la comida) y una sonrisa tan falsa que parecía que se la habían tatuado.
mi hermana... mi hermana.

total, entramos y en cuanto le ven, la situación se desmorona.

mi padre, le mira a el con cara de "¿qué coño eres tú?"
y a mi con cara de "¿que coño haces tú con eso?"

mi madre, le mira a él con cara de "¡ay si te hubiera pillado yo hace unos años!"
y a mi con cara de "si no me lo das no vuelves a entrar en esta casa."

mi hermana... mi hermana.

él, con su sonrisa perfecta en su rostro perfecto saludando, dando besos y enamorando a mi familia.

yo, entre un "tierra tragame" y un "dejemosle trabajar".

con la tontería el pollo quemandose en la cocina y la escopeta descojonandose de mi cara.

la comida, unas risas.

mi padre, mirando al plato con cara de "se me han roto los esquemas"

mi madre, mirandole a él con cara de "yo no quiero esta comida..."

mi hermana... mejor dejemoslo.

él, tan él como siempre, jamas había visto tal arte para saborear el pollo al carboncillo de mi madre.

yo... mirando al reloj y contando los segundos, SEGUNDOS, que faltaban para poder irme de allí y arastrarLO conmigo.

al fin, se acabó la comida.

mi padre queriendose tirar de un puente.

mi madre preguntandole (a él) si queria quedarse a dormir.

mi hermana... mi hermana metido en su bolsillo.

yo, yo ya estaba en el coche.

1 comentario:

Guri dijo...

y total, al final hay tantíiisimas comidas que saben a pollo... ;)