domingo, 30 de noviembre de 2008

Evening of Golden Light


Soledad vino a visitarme aquella tarde.
supe que vendría bien entrada la mañana; cuando el viento, más frío de lo normal, me trajo buenas nuevas sobre ti.

aun tenía su sabor en mi boca, el sabor de nuestro último encuentro, ese que fue más dulce que lo acordado.

y me pregunté por el color de sus ojos.
¿verdes? cómo cuando me raptó.
¿marrones?cómo cuando me dejé llevar.

esta vez no eran ni lo uno ni lo otro. sino un poco de cada.

aquella tarde Soledad tenía unos ojos bonitos, de los que me recuerdan a mi abuela.

taría consigo un aura de tranquilidad muy poco propia de esa Soledad que yo conocía.

esa tarde, mientras contemplabamos ese atardecer dorado, avanzamos poco en nuestra relación.
solo le pregunté si la podía llamar Sole.

asintió.

________________________________________________________

-esta galleta sabe a jabón.
-mierda.

No hay comentarios: