viernes, 28 de noviembre de 2008

centenos y centenos


y no es maravilloso?
el reencuentro de los viejos amigos (viejos, que no bueno)
no son maravillosas las conversaciones mantenidas bajo la falta de presión de las no-expectativas.
hay como añoraba yo esto.
que sí, que me quejo de lujo, pero es que hay que ver como he disfrutado.

y es una tontería, es poder hablar con la seguridad de que tras cagarla lo único que pierdes es una oportunidad futura de meter la pata y relaja, sí, hoy es día de relax.

hoy me tocan pocos agobios, hoy altibajos (siempre hacia arriba).

porque es cómo el ser y en andar. sí, hoy sí porque no veo riesgo de perder, aunque tampoco lo haya de perder.

sí, hoy paseo entre el centeno con la seguridad de que no me caeré, y eso me relaja.
porque en el vació de la izquierda ahora hay mar, y yo floto. floto.

porque el cielo está tranquilo, con nubes negras, pero tranquilo, y el viento, fresco, me trae recuerdos de esos que entran por difusión simple, sin gasto de energía, a favor del gradiente.

¡ay! como lo echaba de menos y como lo he disfrutado, el sentirme dueño de mi mismo.
saberme hoy, un poco más independiente.

ya habrá tiempo de depender :D

le quité la hoz al guardián y segué un manojo de centeno.

le arranqué la hache a la hoz y se la devolví.

ahora, la Oz, le pesaba menos .


______________________________________

-otra vez amaneciendo sin sol.
-veras... es que tienes que mirar hacia allí
-pero... ¿mirar atrás no esta prohibido?
-sí... bueno... verás, hay excepciones.
-a... vale vale.

1 comentario:

Guri dijo...

De hoz en Oz.

Si se trata del cielo, hay escepciones.

;)