lunes, 20 de octubre de 2008

recuerdo

cierro los ojos y me adentro en la oscura senda que me conduce hasta tu recuerdo
camino despacio pues temo lo que me pueda encontrar en el camino
el paisaje es precioso, pero de la misma manera en la que crece la belleza de este, mi angustia va en aumento.

ya debería estar aquí.
en la cima de esa hermosa roca, el los pies de ese antiguo castaño, o en las aguas de ese lago que refleja la pálida luz de la luna.

pero, ¿qué es de ti?
¿acaso a llegado el momento en el que me dejaras del todo?

primero se fueron tus besos
les siguieron tus abrazos,
y a estos tus caricias.
después, después desapareciste tú.
¿y ahora?
ahora también me vas a despojar de tú recuerdo.

me duermo en mi propio sueño, frío y solo.
y mi corazón no sangra, no llora, no sufre. Por que un corazón no puede sangrar, no puede llorar, no puede sufrir, por una herida de la que ya no tiene constancia.

2 comentarios:

Guri dijo...

Y a veces recordamos que algo hemos olvidado... sin poder saber qué.
Hasta que, de pronto, un día, el recuerdo es sólo esa sensación al salir de casa; como cuando olvidamos algo sin sabes muy bien el.qué -y siempre son las llaves.

cuidate ;)

Kurai Megami dijo...

es peor tener el recuerdo de que se ha olvidado algo que olvidarlo por completo...
pero piensa que todo va paso a paso. y se acabará olvidando todo (para bien o para mal)
muxuus