viernes, 19 de septiembre de 2008

...


Desentierro viejas fotografías para ver lo mucho que he cambiado, para gritarle al tiempo: ¡Ja! ¡Te estoy ganando la batalla!
Me dedico a dar vueltas por la vida y a fingir, a fingir que finjo no fingir. Juego a saltar lo suficientemente alto para decir que vuelo pero lo suficientemente bajo como para que la caída solo me rompa un par de huesos, al fin y al cabo, sin salto no hay juego, y hay que vivir para saltar.

Escucho música para liberarme del sonido de la realidad, uso la voz del cantante para emular la voz de un amante que me susurra las palabras exactas, las que me harán ver el mundo del color que quiero, las que me dejaran dormir tranquilo, esas que me guiaran al paraíso de lo intangible, lejos, a ese lugar que Platón denominó como “el mundo real”.

Que ningún problema me privará jamás de una vuelta en bicicleta, ni de ver una puesta de sol, y mucho menos impedirá que el viento se clave en mi piel.

Nunca llueve a gusto de todos. Pero nunca está de más una ducha de agua fría.

Mi estrella es azul
No, es blanca.
No, es roja.
No, es azul.
Uy! No es.
A no… pues sí que era…

Joder, con la estrella, me está vacilando. Hay que ver que mona ella ¿eh? Tan pequeñita y ya gastando bromas.

3 comentarios:

rha dijo...

Ya te lo he dicho pero eres un genio...y me ancata esta frase : fingir que finjo no fingir...mu familiar ^^

Kurai Megami dijo...

um... ganar la batalla al tiempo... podría ser.
pero nunca cumplas 20 tato xD es una edad horrible

mu xulo el texto
muxuus

Guri dijo...

como vacila u.u

me ha gustado esta conversacion ^^

nus vemos mañanaaa ~