domingo, 20 de julio de 2008

borrachera


"Por ello y por mucho más brindemos hoy con aire fresco y bebamos de la dulce luz de un nuevo día."
y con
lágrimas en los ojos, brindó.
lágrimas de ira, de confusión. lágrimas torpes, turbias y espesas. 
lágrimas sin memoria, sin razón de ser.
lágrimas a destiempo.
y tras el pequeño sorbo siguió adelante, con una sonrisa indecisa y tímida
pues sonreía sin saber por qué.
después de unos cuantos pasos se detubo.
y con la copa llena de dudas y la boca seca de ideas, bailó junto al olvido de una tarde de verano, sin duda, una gran compañera.

3 comentarios:

Ane dijo...

Me encantan tus textos.
La tristeza, el despecho, la impotencia...
Me identifico muchísimo con ellos...
Sigue así ^^
Bss
Ane

Guri dijo...

y a qué supo la luz?

Guri dijo...

actualiza >.<