martes, 15 de abril de 2008


la curiosidad mató al gato...

pero mejor ser curioso que ignorante ¿no?


hoy me siento como un niño curioso que se dedica a observar.
¿tanto miedo le tengo a mi propia vida?
pero... ¿a que le tengo miedo?

a lo fragil que es?
a lo fugaz que pretende ser?
o, tal vez, a lo poco fructifera que va a ser?

pero que es una vida fructifera?


me pierdo en mis propias palabras, en mis preguntas se encuentran mis respuestas, respuestas logicas que no me convencen.
nada me vale. nada me sirve. nada me gusta.

pero no sé nada.

¿quiero dejar de ser un niño curioso para ser el niño valiente?

¿o tal vez siendo curioso sea más valiente que el que dice serlo?


y una vez más cada pregunta conlleva una más complicada.

hasta que la curiosidad mate al gato. y la ultima pregunta se quede atrapada en la boca de este.

3 comentarios:

Kurai dijo...

la curiosidad es buena dentro d un limite... según q es lo q t provoque dicha curiosidad
supongo q tener curiosidad hacia uno mismo es importante pa ir conociéndose poco a poco y ponerse en distintas situaciones para observar nuestra propia reacción
pero las preguntas son interminables, y cada vez que se obtiene una vaga respuesta, esta engendra 5 nuevas preguntas
así que mejor dejar d preguntar, y solo quedarse con lo q s ve y se siente!
xD
rallada d coment, gomen

Guri dijo...

m... guu decide no preguntar :3
es cobarde, es simple, es triste... es por ser feliz ^^
...al fin y al cabo, ser niños nos disculpa de todo...
...al fin y al cabo ser niños es la causa del todo...

decide: niño o niño que dice ser adulto?
pisoteemos este tiempo y que al morir el gato se sienta aún en su aliento el sabor de las frambuesas degustadas en verano :P

Anónimo dijo...

Alguien dijo sobre la curiosidad “esta actitud nos devuelve a la infancia, nos ayuda a no perder la ilusión y a seguir investigando en todo aquello que nos atrae del mundo”

y yo digo “la curiosidad despertó al gato”

Muchos besotes!!!!

P.D. GRACIAS POR TODO!!

---By DaLiA---